Con el cese de Pablo Machín, el Elche busca ahora nuevo técnico, el que será el sexto que ocupará el banquillo franjiverde en la presente temporada. Lo cierto es que desde que Bragarnik asumió el mando de la entidad alicantina, no ha tenido suerte con los entrenadores y es que ya son 9 los inquilinos que han pasado por el Martínez Valero.

Desde que se decidiera no renovar a Pacheta tras conseguirse el ascenso, el dueño del Elche no ha dado con la tecla. Apostó por Jorge Almirón pero tuvo que cesarlo después de 16 jornadas. Su lugar lo ocupó Fran Escribá, que con muchos apuros logró la salvación y continuó para empezar la pasada temporada. Rápidamente fue cesado y fue entonces cuando se apostó por Mantecón como técnico interino.

Unos días después llegó Francisco, que salvó al equipo de forma holgada y firmó la mayor puntuación en Primera del Elche. Le valió la renovación para este curso, pero la paciencia de Bragarnik solamente duro siete jornadas, las que tardó en dar boleto al mejor míster de los últimos tiempos. Mientras encontraban un técnico ideal se decidió dejar el equipo en manos de Alberto Gallego y Nino, místers del filial, hasta que sorprendentemente se anunció el regreso de Almirón.

Con 5 partidos a sus espaldas, el argentino volvió a ser cesado, por lo que se recurrió de nuevo a Mantecón, que aguantó el tipo hasta que se pudo concretar el fichaje de Machín. El míster soriano cogió al equipo a 9 puntos de la salvación y sale dejándolo a 14. Ahora llegará un nuevo técnico que todavía no se sabe quién será.