Esta tarde noche el Real Madrid se enfrentará al FC Barcelona en la final de la Supercopa de España, a la que ambos han accedido gracias a superar una fatídica tanda ante Valencia y Real Betis respectivamente.

Repasando las estadísticas, el club de Chamartín es uno de los más letales desde los once metros y es que es ya una década sin caer desde el punto de penalti.

La última tanda que el Real Madrid perdió fue en 2012 en el Bernabéu en una semifinal de Champions ante el Bayern de Múnich, con aquel lanzamiento de Sergio Ramos muy por encima del larguero.

Desde aquel día, ha ganado tres tandas de penaltis de las que dos han significado títulos contra el Atlético de Madrid, la de la Champions de 2016 y la de la Supercopa de 2020.

Si sumamos la del Valencia del pasado miércoles, el Real Madrid suma pleno de triunfos, 3 de 3, y un balance de 13 penaltis anotados por 13 lanzados. Efectividad total y maestría de los arqueros para defender la ventaja generada por los goleadores. Ante el club blanquinegro, Cömert falló pero a Gayá le adivinó el penalti Courtois.