La Selección Española celebra el pase a octavos aunque de la peor manera posible y es que cayó derrotada esta noche ante Japón en el partido que decidía el pleno al quince de La Quiniela por 2-1.

El gol de Morata, que daba el liderato a La Roja y hacía fácil el liderato de grupo, vio como Japón le daba la vuelta en diez minutos al partido tras dos goles consecutivos tras el descanso. Costa Rica a la par llegó a ponerse por delante de Alemania momentáneamente, lo que dejó por unos minutos a los de Luis Enrique fuera del Mundial.

Después, Alemania cumplió, goleando a Costa Rica, y España pese a la derrota, logra el pase a octavos con un sufrimiento increíble y mostrando la peor imagen del torneo. De no haber sido por ese 7-0 en el primer partido, la eliminación habría estado asegurada.

Ahora toca mirar a octavos, donde se llega como segundos de grupo y donde ya espera Marruecos.