Marcus Rashford es considerado desde hace tiempo uno de los grandes talentos del fútbol inglés y europeo. Desde su irrupción en el primer equipo del Manchester United en enero de 2016, este joven delantero inglés apuntaba muy alto pero lo cierto es que le está costando explotar toda su calidad.

Este curso, a diferencia de otros, en los que ha estado más apagado y lejos de su mejor versión, ha conseguido hacerse con un sitio en el siempre complicado once de los Red Devils y su gran trabajo se ha visto recompensado siendo un fijo para Southgate con Inglaterra. El resultado no es otro que 3 goles en 3 partidos disputados y estar en la pelea por la Bota de Oro.

En lo que llevamos de temporada suma 8 goles y 3 asistencias con su actual club, a las 3 dianas que suma en el presente Mundial de Qatar. A sus 25 años, y con un año solo de contrato con el United, presenta su candidatura a máximo goleador del torneo y se abre un abanico de posibilidades para continuar con su carrera lejos del Old Trafford.

Con una Inglaterra que se presenta en octavos ante Senegal y que suma goleada tras goleada, Rashford pretende ser el referente de los suyos ante la «ausencia» de Harry Kane, que pese a ser el «9» no está teniendo suerte y aún no ha visto puerta, para dar la sorpresa y adelantar a los Mbappé, Messi y Cristiano como Bota de Oro, trofeo que precisamente consiguió en Rusia 2018 su compañero y delantero de referencia del Tottenham.

Recuerda que los octavos de final también se juegan en La Quiniela, con Inglaterra-Senegal entre los platos fuertes de la jornada.