Si hay un jugador que hace jugar al FC Barcelona ese es Pedri, quien en su tercera temporada asume galones de líder en el equipo azulgrana pese a su juventud. Después de disputar el Mundial ya está listo para llevar el peso del equipo culé en esta segunda y decisiva parte de la temporada, pero su primer partido no resultó como esperaba.

Aunque pronto se pusieron las cosas de cara ante el Espanyol, en el derbi de Nochevieja, con el gol de Marcos Alonso, los pericos lograron sacar del partido al internacional español, que a base de cortar el juego y realizarle faltas, terminó desquiciado con Mateu y esto además repercutió en su juego.

De ser un futbolista altamente precisó, erró en hasta 12 pases, algo inédito y que supera su promedio que es de 8 errores por partido disputado. Xavi ya le pide algo más y es que quiere que el jugador sume asistencias. Y es que aunque parezca increíble, pese a que la mayoría de goles inician en el canario, revisando las estadísticas, solamente ha conseguido un pase de gol en la última temporada y media.

Esta cifra duele al técnico azulgrana que quiere mayor aportación del ex de Las Palmas, y es que aunque gestiona la creación del juego y llega sin dificultad al área, debe tener una mayor visión en los metros finales para convertirse en un gran asistente y que así mejoren los números de los azulgranas.

Esta próxima jornada, el Barcelona se mide al Atlético de Madrid en el duelo destacado del boleto de La Quiniela, un partido por todo lo alto en el que los azulgranas se jugarán el liderato en el feudo colchonero.